Oscar Ellwanger Blogger

domingo, septiembre 04, 2005

Una Tarde Mágica


Es el primer domingo de Septiembre, es la media tarde y afuera esta nublado, no hace mucho frió. Propongo mi hija salir a caminar…como vivo cerca de una de las pocas plazas que tienen vida propia (La plaza Perú) nada mejor que visitar la feria de antigüedades y pasar por los juegos infantiles.
Al llegar, la plaza irradia vida y alegría, personas de todas las edades caminan por un pasillo que se forma con los puestos de antigüedades y en el sector de los juegos infantiles, un gran numero de niños juega y se divierte.
Después de pasear por los puestos, nos sentamos en la típica banca de la plaza justo en el sector de los niños… a mi izquierda niños ya mayores haciendo skate, al frente los resbalines y a mi derecha los columpios.
El sol esta en pleno crepúsculo, el cielo se tiñe de amarillo intenso y comienzan a sonar las notas de un organillo, en un instante el lugar se llena de música y burbujas de jabón, los niños saltan detrás de ellas, otros miran fascinados los cachivaches que cuelgan del organillo y el organillero se siente y es el centro de atención, la música fluye y de pronto un sonido:“pip-pip-pip, pip-pip-pip”, la música cesa, se acaban los cientos de burbujas, los niños dejan de correr y saltar, llaman por celular al organillero, este contesta…y se acabo la magia.

2 Comments:

Publicar un comentario

<< Home